lunes, 22 de octubre de 2007

Who you are is what you do?

Trabajamos 40 horas semanales, 50 semanas al año, durante 50 años, lo que equivale a un total de 100.000 horas laborales. Son horas que pueden resultarnos gratificantes, si disfrutamos lo que hacemos, o totalmente rutinarias e insoportables. Son horas que le quitamos a nuestro reloj para acceder a otras cosas: bienes y servicios básicos y de confort. Son horas que dedicamos a un fin superior con el que buscamos trascender. Muchas veces esas horas calan tan profundo en nuestro ser que terminan moldeando algunos aspectos de nuestra personalidad.

Verónica es contrabajista en una orquesta. Sus últimas relaciones importantes fueron con músicos: guitarristas o violinistas. Dice que pasa mucho tiempo en el lugar de trabajo, incluido los fines de semana, y no puede evitar sentirse atraída por el virtuosismo de éste o la pasión por el instrumento de aquél. Reconoce que para construir una relación no alcanza con la admiración por lo que hace el otro; sin embargo, a veces le cuesta separar el ser del hacer.

A Juan lo conoció en el conservatorio. Se hicieron amigos cuando cursaban Teoría y Solfeo y comenzaron a invitarse a sus sendos conciertos. Cuando Verónica lo vio tocar la guitarra en un bar de tangos, lo deseó con todas sus fuerzas. Cada nota que emanaba de ese instrumento aumentaba su excitación. Sentía una mezcla de admiración y devoción; ese chico encarnaba su ideal de hombre. Por esas cosas de la vida, Juan no la supo entender.

27 comentarios:

Tomás Münzer dijo...

PRI!!! JAJAJAJA

Tomás Münzer dijo...

y por qué no la entendió??? (era fea)???

Tomás Münzer dijo...

por qué no me chatea más en mi blog??? se ofendió? vio cómo somos los hombres, queremos algo cuando ya no lo tenemos, ahora extraño que chatee en mi blog y pregunte y repregunte y yo tenga que responderle y responderle...

No soy yo, sos vos dijo...

Somos lo que hacemos? Uy, toy en el horno entonces :(

Me gusta tu forma de escribir, Ana!!!

Lo de la señorita, típica situación femenina. No es excluyente de los músicos!

Besos!

Johann dijo...

Los musicos estamos mucho tiempo con gente que tiene gustos muy parecidos a los nuestros.
No es raro que nos endoreproduzcamos, como en muchas otras profesiones, aunque esta bueno conocer gente de otros ambitos, tiene un sabor especial.

Por otro lado, ¿nosotros no somos lo que hacemos?
Si tenemos la suerte de elegir que hacer todo ese tiempo, claro.
Trabajas para vivir o vivis para trabajar, vieja pregunta.

PD: no comprendo a la gente que contesta cosas de otro post (generalmente del suyo) en el ultimo del que le comento.
Es una practica bastante comun parece.

Dalma dijo...

"Cada nota que emanaba de ese instrumento aumentaba su excitación."

...a la pucha...

Ana dijo...

TM: Hola, Sr. Münzer, tanto tiempo! Jaja, no, no era fea. A veces uno se engancha con alguna actividad del otro y se olvida de todo lo demás que hace a la persona. No chateo en su blog porque me echó fli. No, estuve sin Internet.

NSYSV: Gracias, Pau! No, ya se. A mí me gusta escribir un ejemplo para describir la situación. Me inspiro en mí misma y en mis amigas, y sí, coincido con usted, es una actitud muy femenina.

Johann: Hola! Sí, es cierto, pero en los músicos es más notorio. Soy hija de padres que comparten la misma profesión y la verdad es que, en mi caso, fue un calvario. La competencia no tardó en aparecer.

Dalma: Jaja! Sonó medio erótico, ¿no?

Gustavo dijo...

A veces uno no buscaba nada y se encuentra historias breves y bien escritas como estas...

Agustín dijo...

La vida del laburante es dura...
... me dijeron.

Che, ¿pero qué edad tenía? Eso de enamorarse de flacuchos desgarbados con el pelo sucio y enreulado porque tocan bien un instrumento, es de 15 añitos.

Después, uno madura y busca chongos con plata, claro.

Que camino penoso.

En fin.

Salú!

Ana dijo...

Gustavo: Gracias :D

Agustín: Jaja, me hizo reír con su descripción del músico... que los hay así, los hay. Le cuento que las músicas que yo conozco se siguen enamorando de colegas, y ya pasaron los 25. Qué se yo, a mí una vez me pasó de enamorarme de alguien por su oficio.

Sonten dijo...

sobre la primera mitad, creo que cuando descubrimos cual es nuestro fluir fluir fluir, es cuando encontrmaos ese punto medio entre el workaholic (y tambien el work-alcoholic cuak) y el monasterio/templo tibetano/etc. Y cuando estamos en la via cierta, todo es como tiene que ser, en perfeccion. Ese es el desafio no?
Acaso no es exceso de trabajo un excusa para no querer encontrar la otra parte, el balance ?


sobre la segunda parte, creo q esa es una de las tantas formas que el amor (no hablamos del incondicional obvio) tiene para expresarse, uan autora que lo define asi y escribe lindo en esa posicion es Ayn Rand.

En lo personal, me da la sensacion que si solo admiramos nos esta faltando algo......

Sonten dijo...

sobre los musicos en particular, algunas q conozco, ja tambien les pasa lo mismo. es algo del rubro?

Tomás Münzer dijo...

Muy bueno lo de "estupidiante", se lo voy a robar, jajaja. Bueno, y ahora tiene internet??? péguese una vuelta, ahora le hecho una especie de contrafly, sí??? vuelva y sea millones (no de comentarios, pero vuelva).

Tomás Münzer dijo...

Viene de mi post: Pequeña burguesía profesional, claro, claro, muy progre, muy formal, antiperonista.

Ana dijo...

Ah, ¿ese es mi perfil sociológico? Gracias por abrirme los ojos

Tomás Münzer dijo...

No, el análisis es que oda la pequeña buguesía profesional es antiperonista, pseudoprogre, y por ende lo vota a Pino...

(yo dije perfil sociológico??? qué horror)

Tomás Münzer dijo...

Ey, no, eso salió de ud, yo no dije eso. Dije que les cacho el perfil de cómo piensan, y luego hago el análisis de por qué...

Hago al revés, de lo subjetivo a lo objetivo... se entiende???

Ana dijo...

¿Realmente le parece que voy a votar a Pino por su lema de campaña? Lo único que me puede provocar ese lema es gracia; suena bastante ambientalista (por lo de pino), pero no, no alcanza.

Roky Rokoon dijo...

y de verdad x que no la entendio? tal vez se hizo la grupie mal, y a algunos musicos eso les molesta, y hacen las estrellas, no tiene nada que ver, pero me encantaria tocar la guitarra

Adolfo Calatayu dijo...

Al parecer la vida está llena de esos desencuentros;la gente se enamora a "destiempo",no te parece?
SALUDOS

- FeSaCo - dijo...

Uno más de sus libros??

a quien esta leyendo esta niña??


Las experiencias nos hacen grandes aunque digan que la inteligencia es lo impresindible, yo digo que la sabiduria es lo mas importante.
Pero cuando obtengamos esa sabiduría, cuando estemos en la cúspide, miremos al lado desde allá en lo alto y veamos la montaña de al lado y diremos: "Pero si es alla donde quisiera estar, eso es lo que quiero".... pero para entonces... lo que nos ha dado la experiencia, nos ha quitado algo valioso para volver a escalar aquella montaña de al lado, la que en verdad queremos, porque ya tendremos huesos viejos y caras arrugadas...
pero nunca es tarde, ese es el pensamiento que tenemos que tener siempre; "Nunca es tarde para comenzar algo y terminarlo!"... y así podrémos lograr la cúspide de aquello que queriamos... si estando allá te das cuenta que te equivocaste de nuevo!.. Ya estas cagado!!!

jajaja


Y por lo que esa niña la derrita unas notas de un guitarrista de bar, yo le digo, "Hey! yo te pongo mi ipod con Ave Marias en mi stereo, si quieres tambien uno de Silvio y te hago la mimica, ahora ven y comeme! ;)"

Demuestra una vez más que las mujeres son simplementes serpientes cobras de las que se ven en los videos de National Geographic, que son hipnotizadas por una flauta, o por cuarlquier cosa... como digamos..

joyas
autos
dinero
caras bonitas
cabeza musculos
pene largo
guitarras en un bar
popularidad
etc
etc

y asi sigue la lista que no me sale ahora.

Que mal esta esta sociedad...
pero entonces en realidad en que se fijarian las mujeres según una sociedad correcta para mí?
En los sentimientos,
el corazon,
bondad
tolerancia
natural
cariñosos
comprensibles
pero esperen un poco,
esto ya parece la descripcion de un gay... y pues si su inclinación no es hacia los hotdogs... seria lo que se clasifica como "Nice Guy"...
que seria.. niño bueno..
pero ninguna mujer quiere un niño bueno... todas quieren ese hombre agresivo, animal, que les pegue y les castigue haciendolas gritar el hombre de aquel macho que les jala el cabello como si fueran riendas de caballo, que las haga gemir y sentir que se van a morir ahi mismo con lo duro que le dan, o que no la pesquen ni en bajada, que la traten mal, el niño malo.
Aquel que no les responde las llamadas, y que las hace rogar para poder meterse dentro de sus tangas y anotar un gol mas para el marcador... pero esperen..
ese es el mismo el que les rompe el corazon despues que se las come y se hartan de ellas y las hace decir..
"Todos son iguales.. todos son unos hijueputas"...
y aqui no termina la historia.. despues que las hace sufrir... y depsues que se la vuelven a poner entre sus piernas.. las vuelve a dejar botadas..
y aqui entra el niño bueno...

pues despues de que ellas han pasado por un sin numero de los niños que les ha dado todo aquello que ellas buscaban.. despues de que se han divertido y dejado a un lado aquellos que no son mirados, nombrados, aquellos que rechazan las llamadas, aquellos que les dices "no.. estoy bailando con mi amiga"... ó, "Es que estoy ocupada... tengo que estudiar"... ese que llama de vez en cuando tratando de simpatizar, ese que se hace su amigo para poder estar cerca de ella, el buen amigo porque él ya sabe que no hay salvación, el que trata de jugar el juego.. - No - NO! - ... ellas saben mejor el juego.. de hecho ellas son dueñas de las reglas.. y pues ahi sucesivamente terminan con ellos... que apenas apenas han tenido la suerte de salir un par de veces con la tuerta de la ezquina... con la feita del barrio.. y el que se la paso estudiando duro, el que consiguio un trabajo y escalando hacia arriba.. y ahora si se vienen a fijar en ellos...
porque el juego termino, ya no hay más dados que tirar, y ahora quieren seguridad... aquella cosa que aprendieron y se calaron cuando estaban con sus papas... y ya es hora de conseguir un hombre que les de eso que las hizo sentir bien cuando eran chicas...
ahora si sé vienen a fijar en ellos..


y que queda para aquellos que no tienen una cara "bonita", aceptable.. o los que no tienen un "six pack".. o la gordita o feita..
a ellos que se los coma el diablo porque nadie más quiere sus almas...
hay que aceptarlo..
yo sería el mejor amigo.. y así se resuelve que el ciclo vuelve a comenzar...
el ciclo de la superviviencia social humana, en el que todos tratamos de escalara aquella montaña, lograr aquella meta, y cuando invertimos ese tiempo en llegar al tope, no damos cuenta que hemos perdido el tiempo... el tiempo de talvez ser aceptado, ser deseado por las mujeres, ser ese niño malo... el que se las sabe todas sobre las mujeres, él que las hace ser causa de su calvicie por causa del desenfrenado jalones de pelo pasional... cuando estamos alla arriba... por haber enfocado todo hacia esa meta, dejando de lado el estudio y que en realidad era importante.. decimos mierda... era la otra montaña... y nunca es tarde.. ..


pEace!

Tomás Münzer dijo...

No, por el lema no, pero por sus condiciones sociales sí. Y a eso estoy jugando (repito, jugando), dime a quién votas y te diré quién eres...

Ana dijo...

Roky Rokoon: Le dijo que él no estaba tan enganchado con ella. Verónica igualmente no es groupie, no da con ese target. Además, estoy hablando de los músicos clásicos o populares, no de rockeros.
-Sí, yo también siempre quise aprender a tocar la guitarra.

Adolfo: Sí, es muy cierto lo que dice. ¿Será la histeria?

Fesaco: ¡Qué mensaje se mandó! Me causó gracia la comparación con la serpiente.
-No sé si estoy de acuerdo con que a las chicas les gustan los chicos malos. Lo que suele suceder es que esas chicas piensan que los van a cambiar y los idealizan. Las idealizaciones existen para poder soportar las miserias humanas.
-Los chicos buenos son catalogados de aburridos. Pero me parece que las mujeres buscan a un hombre "deseado", por ella y las demás mujeres, que la trate bien en la vida y duro en la cama.

TM: Pensé que me había perdido el respeto y nada más me quería molestar. Aunque no me gustan las etiquetas, le digo que fue bastante acertado su análisis.

Tomás Münzer dijo...

claro que sí, experiencia, y bueno, la historia se comporta como materia (qué buena frase, la voy a tirar en algún post), asíq ue si uno sabe de historia y ve cómo las cosas se repiten, puede darse cuenta de cosas del presente, y que vana volver a pasar luego... saludos.

P.D.: no, era mentira, la sigo respetando.

Ana dijo...

Con su frase adornó de intelectualidad este post, Münza.

John Nick dijo...

O somos lo que decimos, o somos lo que pensamos... o somos lo que hacemos? Y en este caso... no se, me perdi (es sano perderse a veces, no?)

¡Jotapé! dijo...

Me parece lo mas normal que se excite mientras le tocan el instrumento, a mí también me pasa.

Muy bueno, besos.